Cómo elegir una guitarra de viaje

Hay varias razones para elegir una guitarra de viaje: en primer lugar, el viaje en sí mismo implica viajar, a veces en coche, tren, barco o avión, lo que significa sacudidas o incluso peor. Segundo, los músicos son particularmente aficionados a sus guitarras, sobre todo si son de marcas conocidas y caras, por lo que preferirán una guitarra más barata para viajar.

Características de una guitarra de viaje

Cuando hablamos de guitarras de viaje, estamos hablando de guitarras que son más pequeñas en tamaño comparadas con las llamadas guitarras «normales» y que también pesan menos. Esto se debe a que el cuerpo es menos voluminoso y el cuello es más corto, lo que facilita su transporte. El tamaño de los trastes también es más pequeño y los trastes están más juntos, lo que da una sensación de juego diferente.

El diapasón también es más corto, lo que hace que las cuerdas sean un poco más «suaves» y el tono un poco menos preciso.

En resumen, las guitarras de viaje son más fáciles de transportar debido a su peso ligero, ocupan menos espacio debido a su menor tamaño, e incluso hay versiones plegables con un mástil retráctil.

Los diferentes tipos de guitarras de viaje

Por supuesto, hay diferentes tipos de guitarras de viaje. Si prefieres las guitarras folclóricas, puedes ir por la guitarra de Martin’s Backpacker, que es perfecta para viajar. Su sonido es extremadamente bueno por un precio de unos 300 euros. El modelo Rover Washburn ofrecerá muy buena calidad por unos 180 euros.

La guitarra de salón es una guitarra folclórica con cuerdas de acero, un mástil más corto y un cuerpo más pequeño. No es muy conocido, pero es ideal para viajar, como por ejemplo el modelo CP-100 de Fender.

Si uno se siente tentado por las guitarras clásicas, puede inclinar los tamaños ¼ o ½. Cuanto más pequeña sea la guitarra, más modesto será el sonido. Así que necesitas saber si quieres hacer un compromiso entre el volumen de la guitarra y su tamaño.

Por último, puedes elegir entre guitarras plegables o plegables. La idea es simple: doblar el cuello de la guitarra hacia el cuerpo, lo que reduce la longitud de la guitarra a la mitad. Este tipo de guitarra mantiene la misma potencia de sonido que una guitarra estándar. Otro invento excepcional es el que permite tocar la guitarra y practicar los acordes con un solo mástil… ideal para principiantes y muy práctico para llevar a todas partes.

Elegir la guitarra de viaje correcta

Cuando se elige una guitarra de viaje, también se puede mirar el tipo de cuerdas. Si prefieres cuerdas de nylon, puedes optar por guitarras clásicas con cuerpo de ¼, ½ o ¾. Aunque estas guitarras son más para los niños cuando empiezan a aprender, serán perfectas para las vacaciones! También puedes elegir pequeñas guitarras, llamadas guitalélés, que suenan parecidas al ukelele.

Si prefieres las cuerdas de acero, hay muchas guitarras que te servirán para viajar, como la famosa Little Martin, la Fender Newport Traveler, la Silent Yamaha o la Martin’s Backpacker, por nombrar sólo algunas.

Otros criterios a considerar cuando se elige una guitarra de viaje

El precio, por supuesto, sigue siendo un criterio a considerar. Varía según la calidad acústica de la guitarra, el modelo, el tipo de materiales utilizados y la marca. En general, se puede encontrar una buena guitarra de viaje entre 100 y 600 euros. En cambio, para los modelos plegables, que tienen un cuello retráctil, hay que contar con algunos cientos de euros extra, ya que los precios varían entre 1000 y 1500 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *